viernes

LA CASA DEL RIO


En ese mismo lugar donde el camino se estrecha
donde se oye murmurar un manso río de piedra
detrás de la vieja cruz entre montañas de hiedra
está la casa que tú
has invadido de luz
de tanto soñar con ella.

Allá, en la casa grande,
será más azul el aire,
verás que el silencio esconde
a salvo tu nombre
en la casa grande...

Allá, en la casa grande,
el sol brillará más tarde,
será un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
en la casa grande
en la casa grande.

La verja se te abrirá, te acojerán madreselvas,
olor a manzana abrá, a septiembre y a tormenta
te asomarás al balcón la soledad compañera
y te verás en el sol
y te oirás en el rumor
y pensarás que despiertas.

Allá, en la casa grande,
será más azul el aire,
verás que el silencio esconde
a salvo tu nombre
en la casa grande...

Allá, en la casa grande,
el sol brillará más tarde,
será un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
en la casa grande,
en la casa grande...
en la casa grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada