viernes

PIEL SIN ALMA


No soy yo
el que hace crecer tu alegría
y ocupa en tu vida
un lugar especial.

No soy yo
el que te hace soñar con la luna
y ver en la lluvia
gotas de cristal.

No soy yo
ese a quien tú le dices mi dueño,
no soy solo un perro
que tus haces saltar.

Y que buscas
cuando sientes ganas
de un hombre que te haga
sentir de verdad.

Dueño de ti,
dueño de qué
dueño de nada
un arlequín
que hace temblar
tu piel sin alma.

Dueño del aire
y del reflejo
de la luna sobre el agua...
Dueño de nada,
dueño de nada.

No soy yo
el que siempre comparte tu vida,
tus penas y risas
y tu realidad.

No soy yo
el que pasa las noches en vela
cuando la tristeza
perturba tu hogar.

No soy yo
ese a quien tú le dice mi dueño
yo soy solo un perro
que tu haces saltar.

Y que buscas
cuando sientes ganas
de un hombre que te haga
sentir de verdad.

Dueño de ti,
dueño de qué
dueño de nada
un arlequín
que hace temblar
tu piel sin alma.

Dueño del aire
y del reflejo
de la luna sobre el agua...

Dueño de nada,
dueño de nada.

(M.Alejandro)

jueves

LA VERDAD


No, la verdad,
no, no me puedo olvidar,
ni del bien que recibí,
ni del mal que me han hecho sufrir.

No, la verdad,
no, no me puedo olvidar,
ya pagué, renuncié
y olvidé todo lo que pasé.

De recuerdos viví,
que me hicieron soñar,
que tal vez confundí,
con la felicidad.

Los amores de ayer,
que el azar me brindó,
fueron falso placer,
todo eso acabó.

No, la verdad,
no, no me puedo olvidar,
ni del bien que recibí
ni del mal que me han hecho sufrir.

No, la verdad,
no, no me puedo olvidar,
acabé, ya sin fe
ahora sé
que mi tiempo..
se va.

BORRON Y CUENTA NUEVA


Tampoco fuiste tú
ni tú ni tú ni tú,
tampoco tú tenías
el corazón que busco
desde mi juventud...

Tampoco fuiste tú,
te burlas del amor,
pero aquí estoy de nuevo
echándole un consuelo
a esa vieja ilusión.

Me duele perdonar
todo lo que te di,
fue inútil la ternura
y hoy solo la amargura
se va quedando en mí...

Tampoco fuiste tú
y aunque valió la pena,
borrón y cuenta nueva,
tranquila no hay problema...
pero no fuiste tú.

Tampoco fuiste tú
ni tú ni tú ni tú,
tampoco tú tenías
el corazón que busco
desde mi juventud...

Tampoco fuiste tú
te burlas del amor,
pero aquí estoy de nuevo
echándole un consuelo
a esa vieja ilusión.

Me duele perdonar
todo lo que te di,
fue inútil la ternura
y hoy solo la amargura
se va quedando en mí...

Tampoco fuiste tú
y aunque valió la pena,
borrón y cuenta nueva,
tranquila no hay problema...
pero no fuiste tú.

miércoles

TE LO DOY TODO


Poco, poco me querías,
tanto, tanto me engañabas,
que hoy mi mundo es un desierto
de silencio sin tu amor

Cuánto, cuánto siento ahora
el no haberte amado poco,
como poco, casi nada
has podido amarme tú;

tú que ahora
me has enseñado
como no se quiere más.

Te regalo yo mis ojos,
mis cabellos y mi boca,
y hasta el aire que respiro,
yo mi vida te regalo...

Y así espero que comprendas
que mi amor es algo grande
y que el tuyo solamente
vale poco, casi nada.

Cuánto, cuánto te quería,
cuánto, cuánto te adoraba,
y hoy mi mundo es un desierto
de silencio sin tu amor...

Cuánto, cuánto siento ahora
el no haberte amado poco,
como poco, casi nada
has podido amarme tú;
tú que ahora
me has enseñado
como no se quiere más.

Te regalo yo mis ojos,
mis cabellos y mi boca,
y hasta el aire que respiro,
yo mi vida te regalo

Así espero que comprendas
que mi amor es algo grande
y que el tuyo solamente
vale poco, casi nada...

Te regalo yo mis ojos,
mis cabellos y mi boca,
y hasta el aire que respiro,
yo mi vida te regalo

Así espero que comprendas
que mi amor es algo grande
y que el tuyo solamente
vale poco, casi nada.

martes

DOS SERES EN UNO


Somos, un sueño imposible,
que busca la noche,
para olvidarse del mundo
del tiempo y de todo.

Somos, en nuestra quimera,
doliente y querida,
dos hojas que el viento,
juntó en el otoño.

Somos, dos seres en uno,
que amando se mueren,
para guardar en secreto,
lo mucho que quieren.

Pero, qué importa la vida,
con esta separación,
somos, dos gotas de llanto,
en una canción.

Somos, en nuestra quimera,
doliente y querida,
dos hojas que el viento,
juntó en el otoño.

Somos, dos seres en uno,
que amando se mueren,
para guardar en secreto,
lo mucho que quieren.

Pero, qué me importa la vida,
con esta separación,
somos, dos gotas de llanto,
en una canción.

Pero, qué importa la vida,
con esta separación,
somos dos gotas de llanto,
en una canción.

Nada más que eso somos,
Nada más.

(M.Clavel)