lunes

VUELA LIBRE


Yo te doy
toda mi vida y hasta más quisiera,
sabes bien
que soy tan tuyo hasta que un día
me muera...

Pero ves
que al engañarme te engañas tú misma
por tu altivez,
por esas cosas que tú haces conmigo,
quiero evitar que Dios te dé un castigo
me iré,
pues así lo has querido.

Pues mira tú,
cómo te ríes, cómo juegas tú
con la esperanza que yo he puesto en ti,
con todo lo que yo en ti creí...

Es lo mejor,
ve y vuela libre si tú vas a ver
al hombre aquel que siempre quise ser,
aunque a mi lado no te quieras ver
como mi mujer.

Pero ves
que al engañarme te engañas tú misma
por tu altivez,
por esas cosas que tú haces conmigo,
quiero evitar que Dios te dé un castigo
me iré,
pues así lo has querido.

Pues mira tú,
cómo te ríes, cómo juegas tú
con la esperanza que yo he puesto en ti,
con todo lo que yo en ti creí...

Es lo mejor,
ve y vuela libre si tú vas a ver
al hombre aquel que siempre quise ser,
aunque a mi lado no te quieras ver
como mi mujer...

Es lo mejor,
ve y vuela libre si tú vas a ver
al hombre aquel que siempre quise ser,
aunque a mi lado no te quieras ver
como mi mujer...
como mi mujer.

domingo

LO QUE NO SE OLVIDA


Podrán pasar los años
y olvidar los campos
donde ayer jugué.
Podré olvidar mis versos
que en aquel colegio
escribí ayer.

Podré olvidar
el día de la fiesta en mi lugar,
aquella sensación de libertad,
la tarde de un domingo...

Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.
Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.

Podrá quedar muy lejos
ese pueblo viejo
que dormía al sol.
Podré olvidar el tiempo
que burlando al viento
me sentí mayor.

Podré olvidar
las horas de la siesta en el desván,
mi caja de pinturas
y mi afán de ser poeta un día.

Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.
Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.

Podré olvidar mi sombra
que de vez en cuando
me enseñó a jugar.
Podré olvidar mi nombre
que a pesar de pobre
me gustó llevar.

Podré olvidar
la caricia del viento que al pasar
dejaba cada tarde en mi portal
las hojas en otoño.

Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.
Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.

Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.
Pero jamás
yo podré olvidar
aquel amor primero,
que fue sincero,
que fue verdad.

jueves

FIEL A MIS DUDAS


Hoy,
en el día de cualquier año
en el año del cualquier siglo,
asumiendo cuanto digo y escribo,
declaro,
que soy culpable de todo lo que no hice,
de todo lo que no he visto ni oído,
de las palabras que no dije a tiempo,
de las otras que nunca aprendí,
que me preocupé por cosas que jamás sucedieron,

que pasé gran parte de mi vida en sitios
equivocados,
en horas equivocadas,
con gente equivocada...

Declaro
que llegué tarde a todas las citas,
que no estuve nunca antes en ninguna parte,
que encontré la primavera florecida,
la tierra de partida
y el cielo prometido,
que todo lo que tengo es menos de lo que me falta,

que lo que creía, no lo creí después,
que cometí el peor de los engaños
soñando en un mundo que no era el mío...

Declaro también que no hay nada más cierto
que nuestro pasar por la vida,
ni nada mas falso que nuestra vida al pasar...
que es feliz aquel que no quiere nada,
que no sabe nada,
que no se pregunta nada
y que no se da cuenta de nada...

que de una mano temblorosa
puede caerse el amor que hay en ella,
que todo lo que no se da, no se acumula: se pierde...
que todos somos al fin y al cabo
esclavos de algún vicio o de alguna virtud,
que he sido fiel solamente a mis dudas...

Y que el hombre más libre que conocí,
iba atado al corazón
de una mujer.

miércoles

CON LA MIRADA


Hoy no puedo dormir
escribo y leo
y hablando de escribir
esta es mi carta,
la que no te enviaré
pero igualmente
te cuento
mientras duermes,
mis nostalgias...

Este amor que sentimos
no te inquiete,
no te perturbe el sueño
ni la calma,
es un amor de niños
puro y bello
como el rocío, el agua
y la montaña.

Me basta con saber
que estás muy cerca,
con verte caminar
cada mañana,
cuando sales al sol
y yo te encuentro
y me dices "qué tal",
con la mirada.

Me basta con saber
que compartimos,
una canción, un verso,
la esperanza,
aunque después quizá,
pero qué importa,
te irás con él
hacia tu casa.

Me basta con saber
que estás muy cerca,
con verte caminar
cada mañana,
cuando sales al sol
y yo te encuentro
y me dices "qué tal",
con la mirada.

lunes

MIL COSAS BELLAS


Hoy tengo tiempo,
tengo todo el tiempo del mundo,
para pensar en nosotros,
para pensar en ti … y en mí,
y en todas las pequeñas cosas
que nos rodeaban
y que entonces no comprendí.

Y es que aún te quiero,
sí … te quiero … te quiero!

Y pienso en aquellas mañanas
y siento aún el calor
de nuestros cuerpos,
que entre las sábanas
formaban una cárcel maravillosa
de la que nos resistíamos a huir.

Recuerdo nuestro lenguaje
hecho de caricias y susurros.
Cómo te echo de menos
y cuánto te quiero …
Sí … te quiero … ¡te quiero!

Pero aquello acabó, como acaba todo,
casi sin querer, igual que
el río se pierde en el mar.
No, no … no fue culpa tuya ni mía,
pero con nuestro orgullo
perdimos mil cosas bellas.

Hoy tengo tiempo,
tengo todo el tiempo del mundo,
y cuanto más pienso, más te añoro
y más te deseo…
Y es que aún te quiero …

te quiero,
¡te quiero!

¿pero dónde estás?