martes

UN TREN QUE VA



Ellos dos, la estación y el tren
se darán la mano y adiós,
llorarán llorarán tal vez
pero al fin eso es amor.

Es la vida partir, llegar,
tren que viene
y tren que va...

Siempre hay un tren que va
a algún lugar,
un tren azul
el tren del bien,
el tren del mal...

Siempre hay un tren que va
a algún lugar,
siempre oirás
en el andén
reír, llorar.

Y al fin partirá mi tren
y tú amor conmigo vendrás,
ese no parará jamás
tú y yo sabemos por qué...

Es la vida partir, llegar,
tren que viene
y tren que va...

Siempre hay un tren que va
a algún lugar,
un tren azul
el tren del bien,
el tren del mal...

Siempre hay un tren que va
a algún lugar,
siempre oirás
en el andén
reír, llorar.

Siempre hay un tren que va
a algún lugar,
un tren azul
el tren del bien,
el tren del mal...

Siempre hay un tren que va
a algún lugar,
siempre oirás
en el andén
reír, llorar.

domingo

CORAZON ROBADO


Tiene el corazón perdido,
tiene un corazón de lata
por una mujer que le engañó
con la mirada...
y después se lo robó.

Era un mes de primavera
y la última nevada
se fundía, se difuminaba,
escondiéndose del sol.

Él la conoció como en un sueño sin palabras,
joven, nueva,
ella sonrió y le engatusó con la mirada,
fue
su mejor poema,
su debilidad.

Cada tarde una caricia,
cada noche una mañana,
él la complacía y la adoraba
y el amor le enloqueció.

Cuentan que jamás se vio un cariño semejante
fuerte, grande,
él solo vivía por tenerla cada instante,
fue
su mayor descuido,
su equivocación.

Dicen que una noche ella se fue mientras dormía,
noche, fía,
él se despertó y su corazón ya no latía,
fue
su peor castigo,
nunca lo entendió...

La buscó por todas partes,
la encontró al final del día,
dicen que lloró cuando fingió que se moría
y olvidó su corazón.

Cuentan que jamás se vio un cariño semejante
fuerte, grande,
él solo vivía por tenerla cada instante
fue
su mayor descuido,
su equivocación.

Tiene el corazón perdido,
tiene un corazón de lata
por una mujer que le engañó
con la mirada...
y después se lo robó.

sábado

NO SE DICE A UN HOMBRE ADIOS


Ya mi caballo pisa el Sol...
se ha puesto azul.
Dame tu amor y dame fe,
esconde el llanto en el rocío,
que todo un pueblo va conmigo
y el rumbo es ancho como el mar.

Guarda el nombre de este amor,
enciéndelo en tu voz
que, como un faro,
alumbre a los que van detrás.

No se dice a un hombre adiós,
si al alba ha de marchar
hacia horizontes de esperanza y libertad.

Si me tocara desmontar,
si me derrumban, al fin,
y todo empieza a oscurecer,
esconde el llanto en el rocío
que alguien vendrá a regar contigo
la flor futura de mi andar.

Guarda el nombre de este amor,
enciéndelo en tu voz
que, como un faro,
alumbre a los que van detrás.

No se dice a un hombre adiós,
si al alba ha de marchar
hacia horizontes de esperanza y libertad.

Guarda el nombre de este amor,
enciéndelo en tu voz
que, como un faro,
alumbre a los que van detrás.

No se dice a un hombre adiós,
si al alba ha de marchar
hacia horizontes de esperanza y libertad.

No se dice a un hombre adiós,
si al alba ha de marchar
hacia horizontes de esperanza y libertad.

viernes

HAY MEDIO MUNDO ESPERANDO


Yo soy,
estoy aquí,
he venido a cantar lo que conozco,
he perdido mucho tiempo
para ganar un amigo,
he conquistado mujeres
y con ellas, enemigos...

Supe que nada se sabe
y no sé que es lo que supe,
si volar es irse abajo
o si cae aquel que sube...

Me fui mas allá del hombre
casi a la altura del niño,
pero no pude encontrarlo
por eso vuelvo contigo,

mas no importa lo que digo
si la historia es una sola...

Hay medio mundo esperando
con una flor en la mano
y la otra mitad del mundo
por esa flor esperando...

Hay medio mundo esperando
con una flor en la mano
y la otra mitad del mundo
por esa flor esperando...

Y por todas esas cosas
es que regreso contigo
porque tú me has enseñado
que es un círculo el camino,

y solo el que va muy lejos
puede encontrar su destino,
es decir lo que está cerca
o el lugar donde ha partido...

mas no importa lo que digo
si la historia es una sola...

Hay medio mundo esperando
con una flor en la mano
y la otra mitad del mundo
por esa flor esperando...

Hay medio mundo esperando
con una flor en la mano
y la otra mitad del mundo
por esa flor esperando...

Hay medio mundo esperando
con una flor en la mano
y la otra mitad del mundo
por esa flor esperando...

lunes

PERDIDO SIN TI


Ya sabes,
esta noche me siento tan solo y perdido
porque no estás...

Y esos recuerdos están llenos de ti,
de tu primavera,
una playa nuestra
donde fui arena para sostenerte,
un mar nuestro
donde fui la ola que te llevaba...

Tu presencia,
pequeñas cosas,
y ahora este vacío
sin poder mirar hacia el futuro,
solo sin ti.

Hacia atrás, sólo puedo mirar atrás
y sentir que vuelvo a estar
aún vivo para el amor,
una voz que viene de un atardecer
me hace ver que aún puede ser...

Hoy estoy muy lejos de esos recuerdos,
¿Dónde estás?
¿Te acuerdas de mí, o te habrás olvidado?

Tal vez tú piensas
que fue una tontería conocerme
y aquella arena y aquel mar sólo fueron recuerdos...

Cierro los ojos y te imagino...
te esperaré un mes, un año,
toda la vida,
porque lo que siento no tiene tiempo,
se llama amor...

Hacia atrás, sólo puedo mirar atrás
y sentir que vuelvo a estar
aún vivo para el amor,
una voz que viene de un atardecer
me hace ver que aún puede ser...

Hacia atrás, sólo puedo mirar atrás
y sentir que vuelvo a estar
aún vivo para el amor,
una voz que viene de un atardecer
me hace ver que aún puede ser...

jueves

DEJAME PERTENECERTE


Óyeme en el silencio,
aquel que te trae el viento cada noche
alimentando mi ausencia.

Te hablo,
pero solo por el miedo a que si dejo de hacerlo,
en algún momento,
más temprano que tarde,
dejaré de escuchar tu voz.

Me encanta cuando hablamos,
te digo,
aunque creo que mis palabras suenan más como un balbuceo
cuando te tengo de frente
y me observas como si fuese algo extraño,
como si de verdad valiera la pena mirarme.

Pareces tan despreocupada,
eres tan distinta (o tan igual) a mí.

Siempre supe que andaba buscándote,
pero hace mucho perdí la esperanza de encontrarte
o en caso de hacerlo,
de que me esperaras con la misma fe que yo a ti...
y ahora lo haces.

Quiero,
en este momento (siempre),
dejar la espera y atrapar tu boca en la mía.

Que me dejes...
pertenecerte.

Quiero
a quien eres cuando estás conmigo
y sin mí,
sola,
alegre,
triste,
cuando te enciedes
o cuando crees que no sientes nada.

Te quiero
a ti y a tus fantasmas
y tengo la certeza de que si somos cuidadosos,
tus pedazos dispersos y las sobras de mi alma
podrán quererse tanto que nunca necesitarán
curarse.

Quiero,
en este momento (siempre),
dejar la espera y atrapar tu boca en la mía.

Que me dejes...
pertenecerte.