sábado

HAS DE VOLVER


Quince de Abril,
todo está igual,
la vieja casa aun conserva olor de hogar,
ya los almendros se pintaron
con su flor,
y yo aun te espero y no sé
por qué razón.

El día es
largo otra vez,
el tiempo pasa y no entiendo su correr,
ya qué me importa que haya noche
o resplandor
si yo estoy solo
si estoy ciego
sin tu amor.

Has de volver
a tapar mis fracasos
a soñar en mis brazos
a morir y a nacer...
y has de volver
para andar mi sendero,
para oír mi "te quiero"
has, mi amor, de volver.

Frente al cristal
un día más
ayer llovía y mañana lloverá,
busco tu imagen en el fondo
del ayer,
por los almendros
sé que un día
has de volver.

Y has de volver
a tapar mis fracasos
a soñar en mis brazos
a morir y a nacer,
y has de volver
para andar mi sendero,
para oír mi "te quiero"
has, mi amor, de volver.

Y has de volver
a tapar mis fracasos
a soñar en mis brazos
a morir y a nacer,
y has de volver
para andar mi sendero,
para oìr mi "te quiero"
has, mi amor, de volver.

miércoles

SEGUIRA LLOVIENDO


Volverás un día,
yo te estaré viendo,
llegarás cansada,
me hablarás gimiendo,
y cuando en mis brazos
tú me estés queriendo,
dentro de mi alma
seguirá lloviendo,
seguirá lloviendo.

Me hablarás de un mundo
que te fue mintiendo,
que luchaste, pero
que te fuiste hundiendo;
buscarás mi pecho
llorando y riendo,
pero allá en mi alma
seguirá lloviendo,
seguirá lloviendo.

Una mueca amarga
cubrirá tu rostro,
y quizá una lágrima
se te escapará,
y te darás cuenta
que el Sol me quitaste
cuando me dejaste,
y ya no saldrá.

Y quizás un día,
yo te estaré viendo,
marcharás cansada,
partirás gimiendo,
y cuando en mis brazos
te estés despidiendo,
dentro de mi alma
seguirá lloviendo,
seguirá lloviendo.

jueves

QUIEN VIGILA AL VIGILANTE


Llené mi vida de años
mas no mis años de vida,
un día al amanecer
tuve que reconocer,
que me han sobrado veinte años
que me ha faltado otra vida,
un día al anochecer
maldecí envejecer.

Y quién cuida al cuidador
quién ayuda al ayudante,
quien protege al protector
quién vigila al vigilante...
y quien salva al salvador
quien habita al habitante,
quien enseña al profesor
quién vigila al vigilante.

Llené mi vida de años
mas no mis años de vida,
después de tanto seguir
ya era tarde para huir,
que no regresan los años
que no perdona la vida,
un día al atardecer
eché mi vida a perder.

Y quién cuida al cuidador
quién ayuda al ayudante,
quien protege al protector
quién vigila al vigilante...
y quien salva al salvador
quien habita al habitante,
quien enseña al profesor
quién vigila al vigilante...

Quien redime al redentor
quien dibuja al dibujante,
quien impulsa al impulsor
quien fabrica al fabricante...
y quien pinta al pintor
quien releva al relevante
y quien salva al salvador
quien vigila al vigilante.

viernes

LA CASA GRANDE


En ese mismo lugar
donde el camino se estrecha,
donde se oye murmurar
un lento río de piedra,
detrás de la vieja cruz
entre montañas de hiedra
está la casa que tú
has invadido de luz
de tanto soñar con ella.

Allá
en la casa grande
el Sol
brillará más tarde,
será
un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
en la casa grande.

Allá
en la casa grande
será
más azul el aire,
verás
que el silencio esconde
a salvo, tu nombre,
en la casa grande...
en la casa grande...
en la casa grande...
en la casa grande.

La verja se te abrirá
te acogerán madreselvas,
olor a manzana habrá
a Septiembre y a tormenta,
te asomaras al balcón
la soledad compañera,
y te verás en el Sol
y te oirás en el rumor
y soñarás que despiertas.

Allá
en la casa grande
será
más azul el aire,
verás
que el silencio esconde
a salvo, tu nombre,
en la casa grande...

Allá
en la casa grande
el Sol
brillará más tarde,
será
un rincón ileso
para que tus sueños
no pasen más hambre
en la casa grande,
en la casa grande,
en la casa grande..