domingo

TU Y YO


A ti,
a tu belleza tan particular,
a esa manera tuya de mirar,
a tus mentiras y a tu gran verdad,
tu verdad.

A ti,
a lo que fuiste y lo que serás,
a tus secretos y tu intimidad,
a tu pasado soñador,
a tu presente junto a mí.

A la vida, al amor,
a la noche al calor,
a esa niña que es tuya y mía.

A ese sol que vendrá
y nos reflejará,
a esa flor que seremos
tú y yo.

A mí,
a mi locura que eres sólo tú.
A mis silencios, a mi ingratitud,
a mis traiciones, a mi mal humor,
que es amor.

A mí,
al tiempo que pasé buscándote,
a las virtudes que siempre enseñé,
a los defectos que oculté,
a mis locuras, a mi fe.

A la vida, al amor,
a la noche al calor,
a esa niña que es tuya y mía.

A ese sol que vendrá
y nos reflejará,
a esa flor que seremos
tú y yo.

Tú y yo,
que somos algo más que tú y yo.
Somos pasados, somos por pasar
sobre esta tierra que nos enseñó
como amar.

Tú y yo
que somos dos y somos un millón,
somos reproche, somos el perdón,
somos la guerra, somos paz
por ti, por mí,
por los demás.

A ti,
a tu belleza tan particular,
a esa manera tuya de mirar,
a tus mentiras y a tu gran verdad,
tu verdad.

A ti,
a lo que fuiste y lo que serás,
a tus secretos y tu intimidad,
a tu pasado soñador,
a tu presente junto a mí.

sábado

BARCO A LA DERIVA


Siento la cálida brisa del mar
en mi corazón
y el susurro
de tu voz en mi alma...

noches tratando poder olvidarte
vivir sin tu amor
y no puedo
porque aún eres mía.

Soy un barco a la deriva
ya no hay nadie que me guía
y mi rumbo es el dolor,
sube a bordo de mi vida
borra la melancolía
de mi pobre corazón...

voy buscando noche y día
el final de mi agonía
y no encuentro solución,
soy un barco a la deriva
ya no hay nadie que me guía
y mi rumbo es el dolor.

Siento la cálida brisa del mar
en mi corazón
y el susurro
de tu voz en mi alma...

noches tratando poder olvidarte
vivir sin tu amor
y no puedo
porque aún eres mía.

Soy un barco a la deriva
ya no hay nadie que me guía
y mi rumbo es el dolor,
sube a bordo de mi vida
borra la melancolía
de mi pobre corazón...

voy buscando noche y día
el final de mi agonía
y no encuentro solución,
soy un barco a la deriva
ya no hay nadie que me guía
y mi rumbo es el dolor.

Soy un barco a la deriva
ya no hay nadie que me guía
y mi rumbo es el dolor,
sube a bordo de mi vida
borra la melancolía
de mi pobre corazón...

voy buscando noche y día
el final de mi agonía
y no encuentro solución,
soy un barco a la deriva
ya no hay nadie que me guía
y mi rumbo es el dolor.

viernes

A FIN DE CURSO


Se me ha dormido un sueño en el café
perdido por el tiempo de nunca volver,
la tarde en el colegio y un corazón
clavado en el pupitre entre los dos.

Estás algo más flaca y así de pie
pareces aún más alta de lo que pensé
cuando tú eras la envidia y yo el por qué
que tu padre decía me iba a perder.

Quiero echar la vista atrás
donde se encuentran
mi plumiere y mi compás
y tus trenzas...

Y volver a rebuscar
por un solar
yo mis ganas de pelear
y tú el susto
que te daba no verme más
a fin de curso.

Ay amor,
amor primero
y de segundo, tercero y cuarto,
ay amor,
te quise tanto
cuando el beso era amor
y el amor canto.

Amor desde el gimnasio a la excursión,
desde la geografía, amor sin razón,
amor de tinta y tiza
amor de portal,
amor de cada día y en cada lugar.

Amor que aún ahora guardo en la piel,
el beso, la caricia, el torpe temblor,
amor perdido, amor de nunca volver...
camarero, por favor, otro café.

Dónde están, donde se encuentran
mi plumier y mi compás
y tus trenzas,
y volver a rebuscar
por un solar,
yo mis ganas de pelear
y tú el susto
que te daba no verme más
a fin de curso.

Ay amor,
amor primero
y de segundo, tercero y cuarto,
ay amor,
te quise tanto
cuando el beso era amor
y el amor canto.

Ay amor,
amor primero
y de segundo, tercero y cuarto,
ay amor,
te quise tanto
cuando el beso era amor
y el amor canto.

jueves

ESPERAR POR ESPERAR


Esperaré
a que sientas lo mismo que yo,
a que a la luna la mires
del mismo color.

Esperaré
que adivines mis versos de amor
y a que en mis brazos
encuentres calor...

Esperaré
a que vayas por donde yo voy,
a que tu alma me des
como yo te la doy.

Esperaré
a que aprendas de noche a soñar,
a que de pronto me quieras besar.

Esperaré
que las manos me quieras tomar,
que en tu recuerdo me quieras
por siempre llevar,

que mi presencia sea el mundo
que quieras sentir,
que un día no puedas
sin mi amor vivir.

Esperaré
a que sientas nostalgia por mí,
a que me pidas que no
me separe de tí.

Tal vez jamás
seas tu de mí
mas yo, mi amor,
esperaré.

Esperaré
que las manos me quieras tomar,
que en tu recuerdo me quieras
por siempre llevar,

que mi presencia sea el mundo
que quieras sentir,
que un día no puedas
sin mi amor vivir.

Esperaré
a que sientas nostalgia por mí,
a que me pidas que no
me separe de tí.

Tal vez jamás
seas tu de mí
mas yo, mi amor,
esperaré.

miércoles

CON ESTE TANGO


Con este tango que es burlón y compadrito,
se ató dos alas las emoción de mi suburbio.

Con este tango nació un tango y como un grito
salió del sórdido barrial buscando cielo.

Conjuro extraño de un amor hecho cadencia
que abrió caminos sin más ley que su esperanza,
mezcla de rabia, de dolor, de fe, de ausencia
llorando en la inocencia de un ritmo juguetón.

Por tu milagro de notas agoreras
nacieron sin pensarlo las paicas y las grelas,
luna en los charcos, canyengue en las caderas
y un ansia fiera en la manera de querer...

Al evocarte...
tango querido...
siento que tiemblan las baldosas de un bailongo
y oigo el rezongo de mi pasado.

Hoy que no tengo...
más a mi madre...
siento que llega en punta ´e pie para besarme
cuando tu canto nace al son de un bandoneón.

Carancanfunfa se hizo al mar con tu bandera
y en un pernó mezcló Paris con Puente Alsina.

Fuiste compadre del gavión y de la mina
y hasta comadre del bacán y la pebeta.

Por vos susheta, cana, reo y mishiadura,
se hicieron voces al nacer con tu destino,
misa de faldas, kerosén, tajo y cuchillo
que ardió en los conventillos y ardió en mi corazón.

Tango querido... tango argentino

siento que tiemblan las baldosas de un bailongo
y oigo el rezongo de mi pasado.

Tango querido... tango argentino

Hoy que no tengo...
más a mi madre...
siento que llega en punta ´e pie para besarme
cuando tu canto nace al son de un bandoneón.