miércoles

BATIR DE ALAS


A veces la mirada
se escapa de la nada
y a bordo de un paisaje
se marcha de viaje,
se viste con el viento
color de sentimiento
y dentro de ese traje
se inventa libertad.

Hay un clavel
surgiendo por la piel
en el rincón
cerrado a la razón,
hay un abrir
los ojos y un batir
de alas...

hay un abril
volcándose febril
hacia el valor
de un pobre soñador
hay un mirar
más lejos y un entrar
en otra habitación.

A veces nuestros males
parecen ya banales
y el alma que los tapa
los suelta y se le escapan,
la lágrima y la pena
olvidan sus cadenas
y vuelan de mañana
bebiendo libertad.

Hay un clavel
surgiendo por la piel
en el rincón
cerrado a la razón,
hay un abrir
los ojos y un batir
de alas...

hay un abril
volcándose febril
hacia el valor
de un pobre soñador
hay un mirar
más lejos y un entrar
en otra habitación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada