martes

VOLVISTE AL BARRO


Ave que desde el barro
fuiste a la rama
y de la rama al árbol
trepando, sabia,
y luego al aire
agitando las alas,
volando tarde.

Cuando viste a la gente
reptando abajo,
te sentiste valiente
desde lo alto,
fuiste importante
y al final de tu salto
me despreciaste.

Pero el aire no es campo
de tulipanes,
más allá van volando
los gavilanes,
y tú entre ellos
eras presa en el aire
sola en el cielo.

Y del cielo bajaste
buscando abrigo,
y a la tierra llegaste,
al pan y al trigo,
fuiste a mi carro,
te encontraste conmigo,
volviste al barro.

Y del cielo bajaste
buscando abrigo,
y a la tierra llegaste,
al pan y al trigo,
fuiste a mi carro,
te encontraste conmigo,
volviste al barro,
volviste al barro,
volviste al barro,
volviste al barro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada