domingo

AL FINAL


Al final
me dejas solo
desangrado de llorar,
sin primaveras en mis manos
para dar,
la vida se me va con tu querer...

Al final
me cubres todo
de angustiosa soledad,
porque presagio que jamás regresarás
y yo sin tu mirar
qué voy a hacer...

Sabes bien
que tú me motivaste para amar,
que yo inventé de ti la intimidad
cuando te provocaba ser mujer...

Y ya ves
que aún siendo de tu noche el trovador
le niegas a mi noche la ilusión
de ver un nuevo día amanecer...

Dónde estés
solo te pido que no vayas a olvidar
que por amarte como un cristo me quedé
con los brazos abiertos
al final.

Y ya ves
que aún siendo de tu noche el trovador
le niegas a mi noche la ilusión
de ver un nuevo día amanecer...

Dónde estés
solo te pido que no vayas a olvidar
que por amarte como un cristo me quedé
con los brazos abiertos
al final.

(Autor: Roberto Cantoral)

No hay comentarios:

Publicar un comentario