domingo

LOS BESOS QUE NOS DIMOS


Los besos que nos dimos
fueron tan largos
que entonces yo creía
en los milagros...
los besos que perdimos
fueron amargos
y no los encontramos
en otros labios.

Los besos que nos dimos
inagotables,
eran como un destino
indispensable...
los besos que perdimos
insoportables
marcaron dos caminos
inexorables.

Quién los dejó partir,
quién los dejó quebrar,
quién los dejó morir
de soledad,
cuál de los dos calló,
cuál de los dos mintió,
cuál de los dos rompió
ese cristal...
cuándo empezó a caer,
cuándo empezó a volar,
cuándo empezó a nacer
esta ansiedad...
y dime quién ganó
y dime quién perdió,
cuál de los dos triunfó
ni tú ni yo.

Los besos que nos dimos
interminables
eran como dos sueños
inalcanzables...
fue tanto lo que unimos
en esos besos
que juntos los vivimos
hasta los huesos.

Quién los dejó partir,
quién los dejó quebrar,
quién los dejó morir
de soledad,
cuál de los dos calló,
cuál de los dos mintió,
cuál de los dos rompió
ese cristal...
cuándo empezó a caer,
cuándo empezó a volar,
cuándo empezó a nacer
esta ansiedad...
y dime quién ganó
y dime quién perdió,
cuál de los dos triunfó
ni tú ni yo...
ni tú ni yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada