miércoles

UN DULCE VALS


En el silencio tu voz
vuelve a llamarme,
a reclamar su rincón
dentro de mí;
vuelvo a pensar en tu amor,
vuelvo a llenarme
con la mañana y el Sol
que hay en tí.

Y al pensar
en tu amor
suena un vals
por los dos.

Bailamos en mi mente un dulce vals
entre los espejos del salón,
con tu blanco traje angelical,
con tus ojos llenos de ilusión;
bailamos en mi mente un dulce vals,
pusimos en el alma la emoción,
unimos nuestras vidas y al bailar
nos dimos, uno al otro, el corazón.

Aunque muy lejos esté,
te llevo dentro,
llevo tu vida y tu fe
en mi sentir;
has arraigado en mi ser
tu sentimiento,
ya no te puedo perder
de mi vivir.

Y al pensar
en tu amor,
suena un vals
por los dos.

Bailamos en mi mente un dulce vals
entre los espejos del salón,
con tu blanco traje angelical,
con tus ojos llenos de ilusión;
bailamos en mi mente un dulce vals,
pusimos en el alma la emoción,
unimos nuestras vidas y al bailar
nos dimos, uno al otro, el corazón...
bailamos en mi mente un dulce vals,
pusimos en el alma la emoción,
unimos nuestras vidas y al bailar
nos dimos, uno al otro, el corazón.

Bailamos en mi mente un dulce vals
entre los espejos del salón,
con tu blanco traje angelical,
con tus ojos llenos de ilusión;
bailamos en mi mente un dulce vals,
pusimos en el alma la emoción,
unimos nuestras vidas y al bailar
nos dimos, uno al otro, el corazón...
bailamos en mi mente un dulce vals,
pusimos en el alma la emoción,
unimos nuestras vidas y al bailar
nos dimos, uno al otro, el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario