lunes

SIN TI NO SOY NADA


Tú me dijiste
ayer,
con cara seria
esta vez,
qué es lo que harías
si yo
un día te dijera
adiós;
y una lágrima se fue
de tu mirada a caer,
mientras, despacio, tu voz
en mis oídos sonó.

Sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo,
ni amor
ni esperanza,
ni fe
ni consuelo,
sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo.

Quise tu llanto
beber,
quise poesía
saber
para expresarte
el amor
que por tí
sentía yo;
y la respuesta mejor
a tu pregunta anterior,
fue repetir el por qué
yo nunca te dejaré.

Sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo,
ni amor
ni esperanza,
ni fe
ni consuelo,
sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo...
sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo,
ni amor
ni esperanza,
ni fe
ni consuelo,
sin tí
no soy nada,
sin tí
nada tengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada