jueves

UN CUARTO DE HOTEL


Es igual
a otros muchos, es igual,
una cama, una mesa
y un cajón,
un armario, un espejo
en un rincón
y un olor de soledad
sobre el gris de su color.

Desde este pequeño cuarto,
desde este hotel cualquiera,
te escribo para que sepas
que no te puedo olvidar,
que te llevo a mi lado,
amiga, amor, compañera,
y te comparto con ella,
con mi vieja soledad.

El cristal
da a una plaza y a un reloj,
a una tarde que contempla
mi esperar;
las paredes de este cuarto
me hablarán
de ese olor de soledad
que ellas tienen, como yo.

Desde este pequeño cuarto,
desde este hotel cualquiera,
te escribo para que sepas
que no te puedo olvidar,
que te llevo a mi lado,
amiga, amor, compañera,
y te comparto con ella,
con mi vieja soledad.

Desde este pequeño cuarto,
desde este hotel cualquiera,
te escribo para que sepas
que no te puedo olvidar,
que te llevo a mi lado,
amiga, amor, compañera,
y te comparto con ella,
con mi vieja soledad.

La ra la ra la la ra la
la ra la ra la la ra la
la ra la ra la la ra la
la ra la ra la la ra la
la ra la ra la la ra la...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada