miércoles

EL PINTOR


La mujer perfecta yo me inventé,
la pinté en la cama con mi pincel,
de carmín y grana la dibujé
en la blanca almohada, junto a mi fe...

Le impuse vida
abriéndole la ventana
y la perdida
no ha vuelto más a mi cama,
anda en tabernas
con hombres que la emborrachan...

y me señalan,
dicen "mirad a ese hombre,
no tiene nombre,
no tiene mar ni gaviotas,
pinta mujeres
para que habiten su alcoba..."

Y todos ríen,
quieren pagarme una copa:
"píntanos una,
para besarla en la boca,
píntala joven,
desnuda, blanca y hermosa."

Luego el silencio
con las mentiras a solas.

Me cansé de todo y me decidí
a pintar billetes de azul y gris,
primorosamente pinté veloz
cual si fuera un monje pintando a Dios...

Salí a la calle
con mi repleta cartera,
no era un don nadie,
quise que todos me vieran,
me compré el aire,
ahora soy rey de tabernas...

Tengo mujeres
hermosas y verdaderas,
los marineros
miran mi obra maestra,
quieren tatuajes
hechos con mi mano diestra...

pero no entienden
que solamente quería
amar de noche
lo que pintaba de día,
amar mis obras
que es como amar a la vida.

Todo en silencio,
todo de juego y mentira...

Salí a la calle
con mi repleta cartera,
no era un don nadie,
quise que todos me vieran,
me compré el aire,
ahora soy rey de tabernas...

Tengo mujeres
hermosas y verdaderas,
los marineros
miran mi obra maestra,
quieren tatuajes
hechos con mi mano diestra...

pero no entienden
que solamente quería
amar de noche
lo que pintaba de día,
amar mis obras
que es como amar a la vida.

Todo en silencio,
todo de juego y mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada