miércoles

LA PROXIMA ESTACION


El camino se estrecha,
las palomas inquietas
se escaparán,
las verdades se agrietan
las respuestas no llegan
porque no están...

el pasado se fue
con sus horas viajeras
y el futuro lo ves
bajo un triste ciprés.

De la vejez a la muerte
cuanta amargura,
de la vejez a la muerte
cuánto dolor,
de la vejez a la muerte
cuánta locura
de la vejez a la muerte
cuánto temor...
se acabó la función,
yo me bajo
en la próxima estación.

Las ventanas se cierran
y las sombras penetran
hasta el final,
las razones se ciegan
como rotas banderas
de indignidad

el pasado se fue
con sus horas viajeras
y el futuro lo ves
bajo un triste ciprés.

De la vejez a la muerte
cuanta amargura,
de la vejez a la muerte
cuánto dolor,
de la vejez a la muerte
cuánta locura
de la vejez a la muerte
cuánto temor...
se acabó la función,
yo me bajo
en la próxima estación.

De la vejez a la muerte
cuanta amargura,
de la vejez a la muerte
cuánto dolor,
de la vejez a la muerte
cuánta locura
de la vejez a la muerte
cuánto temor...
se acabó la función,
yo me bajo
en la próxima estación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada